lunes, 20 de mayo de 2013

Contrarios comunes. Microteatro.

Empecemos diciendo que el sitio no me vuelve loco. Creo que el concepto de hacer "teatro" en cualquier sitio, está bien, pero reducirlo tantísimo tanto en espacio como en duración, hace que más que teatro estés viendo sketches. No sé, no me ha convencido de momento. Por supuesto, nada que ver con templos del teatro como "La casa de la portera".



Hasta ayer que vimos "Contrarios comunes". Lo flipé. Claro que ir a ver a alguien como Chevi Muraday es una apuesta segura, pero montarse una historia con un contenido interesante y encima hacer un espectáculo de danza tal cual en metro y medio por dos metros tiene un mérito que te cagas. Tanto Chevi Muraday como Alberto Velasco están fabulosos. En la parte interpretativa y en la "danzísitca" (¿existe ese palabro?). A ver, la historia tampoco es que sea el descubrimiento del siglo, pero cumple lo que tiene que cumplir. Es interesante, te tiene pillado y lo que dice mola y es verdad. Nada más y nada menos. Y en cuanto a la danza... sacan un partido impresionante  a un espacio tan reducido y crean imágenes y una complicidad que no se puede pedir más. Chevi, un genio. Y a los dos, gracias por el buen rato que pasamos. Ah, confieso que mentí. Sí me gustan las judías verdes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada