lunes, 3 de junio de 2013

Romeo y Julieta. Canal.

Mira que me dolió decir que el montaje de la CND no me gustó demasiado, porque soy superfan confeso de la compañía como tal y de todo lo que hacen, pero después de ver al ballet de l'Opéra national du Rhin, salen ganando los españoles.



Para empezar, algunos figurines me parecieron feos feos, como esos que salían disfrazados de chuches o la muerte que iba que parecía un Teletubbie. Pero eso es lo de menos, son chorradillas aunque todo suma. Las luces no podían estar peor puestas. El pobre Romeo, en la escena final se hace su solo completamente a oscuras. Y así casi todo.
Y luego mucha gente siempre en escena. Corriendo y haciendo bulto. Demasiada gente. Pero los pobres bailarines... se tiran sobre todo en la primera parte corriendo pacá pallá, levantando la pata de vez en cuando, y pegando alguna que otra revolea, pero poco más. En toda la primera parte eché en falta que bailaran. Porque bailaron muy poco. Incluso una señora comentaba en el descanso: "estaba esperando que se pusieran a bailar las sillas, a ver si al menos bailaba alguien". No me lo invento. En la segunda parte bailaron un poco más. No me gustó demasiado lo que hicieron, pero al menos demostraron que saben bailar y muy bien, pero fueron pocos momentos. Bailar, bailar, bailaron poco y no pudieron demostrar que bailan que te mueres. Una pena.
Pero vamos, no fue un horror, eso tampoco. Simplemente de pareció que bailaban poco y que estéticamente a mí no me gustó. Y lo de situarlo en la Rusia zarista... pos bueno, tampoco aportaba nada. Solo algunas bandera ondeando por ahí y unos abrigos muy chulos, la verdad.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada