miércoles, 17 de julio de 2013

Apnea. Matadero. Fringe 13.




Definida como "espectáculo interactivo, buceo libre, performance". Buena definición. No desvelaré mucho de lo que pasa en cuanto entras en el espacio creado por Sala 46 para este espectáculo. Realmente, cuanto más sincero contigo mismo seas y más te apetezca implicarte, más al borde te pondrán y más removerán lo que igual no te apetece remover así porque sí. Hay indicaciones a través de una megafonía sugerente y si las sigues y te pringas, disfrutas, aunque te resulte violento abrazar a un desconocido. Igual eso es lo malo, que nos dé cosa acercarnos a un desconocido, aunque esté en el mismo punto que tú.
Salí con varios rostros en mi retina, y me imagino que si estos días nos vemos por ahí, igual nos reconocemos mutuamente, y quién sabe, puede que hasta nos saludemos.
Os invito a todos a probar esta experiencia. ¿Teatro? Bueeeeenoooo, si por teatro entendemos algo preparado que nos hace sentir algo... sí. Pero claro, esa puede ser también la definición de un plato de arroz con carabineros. Lo dejaremos en "espectáculo interactivo, buceo libre y performance". Eso sí, te llevas a casa un deseo y un secreto inconfesable de alguien del público. Mola. 
Pero fíjate, que el buen rollito con el que salí anoche hoy como que ni fú ni fá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada