lunes, 20 de enero de 2014

Panorama. Compagnie DCA / Philippe Decouflé. Canal.

Parece mentira que haya tenido que esperar hasta 2014 para conocer a este coreógrafo. Tiene delito. Porque lo que he visto en este espectáculo me vuelve loco. Sí, es un "grandes éxitos" o una batiburrillo de sus coreografías más famosas o las que él ha elegido para este espectáculo retrospectivo. Y mola ver todas las influencias que tiene este artista. El circo, el comic, movimientos alargados, cortados, seres imaginarios, los cuentos... un imaginario que le facilita el poder hacer lo que le da la real gana. Un trabajo con un nivel de libertad envidiable. Piezas cortitas y números más largos. Número humorísticos y otros de una poesía arrebatadora (el número del "ciervo" es hermosísimo). 



Las coreos tienen un nivel de diversión que salvo en la Werner, pocas veces he visto. Aunque aquí llevado al extremo. Pero no por eso deja de ser un trabajazo de danza. De danza de muchísima calidad y que exige a los intérpretes un nivel bestial. Hay que ser muy buen bailarín para sacar estas piezas. Y un gran actor también. Y tener muy poquita vergüenza, desde luego. Son unos cachondos mentales todos ellos, pero desde luego, el maestro de ceremonias, Matthieu Penchinat, es pa llevártelo a casa. 



No sé, poco se puede decir, el espectáculo es divertidísimo, con un uso de las luces, de la música, del espacio, del juego, del circo, de la acrobacia, de los sentimientos, del humor, de la sensibilidad y del tono lúdico y exigente como pocas veces se ha visto. Hacía tiempo que no disfrutaba tannnnnnnto en un espectáculo de este tipo. Pero que quede claro que como espectáculo de danza es riguroso y de un nivel altísimo. Un gran maestro, monsieur Decouflé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada