martes, 18 de marzo de 2014

Alceste. Teatro Real.

Será por ese punto macarra que tengo o porque lo polémico, así de entrada ya me mola, pero iba con ganazas a ver el jodío "Alceste" del Real, a Lady Di, a Warlikowski, a Denoke, de oír a Bolton... en fin, que mis colmillos estaban afilados desde días antes.

Y yo es que a veces flipo con el público de Madrid. Que alguien me explique por qué los abucheos, los pataleos y las ofensas y escándalos con un montaje como este. ¿Por lo del paralelismo con Lady Di? Amos no me jodas. ¿Por lo de la flamenca bailando por ahí? Amos no me digas. ¿Porque la orquesta suena bien aunque le falte un punto? ¿Porque la Denoke ni lo huele? Tampoco es pa tanto.



Bueno, a lo que voy. 
A mi la obra tampoco es que me vuelva loco. Evidentemente reconozco su valor histórico y musical, faltaría más, pero no me arrebatan las pasiones cuando la oigo. 
La puesta en escena me gustó. Lo digo desde ya. Me parece un despiporre total, pero, ¿por qué no? No vi nada escandaloso ni horrible. Me gustó el hospital, me gustó el salón del banquete y me gustó la morgue. Eso sí, reconozco que me quedé muerto cuando la suegra se arrancó a bailar. Me gustó hasta el Hércules/Joker. Todo me gustó mucho. Desde la entrevista inicial a... todo. Y de verdad lo digo que no entiendo por qué el escándalo. Entendería que se abucheara si te ha ofendido o indignado algo, pero no hay nada indignante. En todo caso puede que no te guste, pero ¿tanto como para patear y abuchear? Entonces empecemos a abuchear TODO lo que no nos gusta. Eso si, dos cosas. ¿No dicen en la entrevista que el hijo mayor es varón? Y esos pelucones... algunos son un poco como de "Diabéticas aceleradas".
La dirección musical de Ivor Bolton estuvo bien. Sólo bien. Seguro que va a dar muchísimas alegrías en el Real, pero el otro día le faltó un pelín de brillo, de picardía, de coquetería en algunos momentos. No sé si me explico, supongo que no, jeje. 
El coro sonó regulero en algunos momentos. Bien en general, pero desacompasado en algunos momentos. 
Angela Denoke es muy buena actriz. En los vídeos está maravillosa. Su registro medio es correcto, tiene un timbre y un color que a mi no me dice gran cosa, pero bueno. Eso sí, lo que no tiene es ni voz ni gracia para Gluck ni desde luego agudos. Tampoco es que necesite tantos, pero ese "Divinités du Styx" no se puede cantar peor. Y eso que se lo tocaron lentito para ver si así... pero ni con esas. Un desastre de la primera a la última nota. Desde luego no es este su repertorio, es evidente. Además, y esto ya es manía personal, es de esas cantantes como Amarilli Nizza o Barbara Frittoli que cantan torciendo la cabeza. Paul Groves ya destrozó en su momento al Don Ottavio, así que aquí debió de pensárselo bien. Realmente sacó adelante el papel bastante bien, aunque se le nota como que enseguida se agobia. Transmite agobio y como que le va a superar todo en cualquier momento. El sábado reconozco que cantó bien y aguantó el papel. Willard White me gustó mucho, aunque quizá tenía la voz algo pastosa. 

Resumiendo... puesta en escena fascinante, voces reguleras y dirección musical correcta. No es el montaje del año pero yo me fui satisfecho. Eché de menos que saliera Warlikowski a saludar, porque le habría aplaudido con ganas.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada