domingo, 7 de septiembre de 2014

Vacaciones en la inopia. Sala Tú

Vacaciones en la inopia. Mira, chico, no me preguntes de qué va "Vacaciones en la inopia" porque no sabría decirte. De sueños incumplidos, de impotencias, de engaños generacionales, de esperanzas atenazadas. Y de mucho más. De los vascos, de Palestina, de Israel, del deseo, del amor, del consumo, del juego...




Vayamos por partes. En este caso, ya a pesar del inmenso trabajo de los actores está en la mente y en la pluma de Iñigo Guardamino. De su cerebro privilegiado surgen mil brochazos a cada cual más ingenioso, ocurrente, gracioso, amargo y juntos forman un mosaico de genialidades como pocas veces uno ha podido disfrutar. Mil colores distintos, mil tonos, mil mensajes y mil estéticas. Cabalga del surrealismo de Groucho Marx a la lírica más bella y del "Black mirror" vasco a la videocreación. Impagable y doloroso el momento "rumana", antológico el momento "elefantes" y legendario el momento Israel-vascos. Imposible describir tantísimo ingenio como hay en la mente del señor Guardamino. Y encima te lleva pa donde quiere por tol morro y tú te dejas porque estás flipando y gozando como una perraka y sólo quieres másss, mássss, másssssss!!! 




Mon Ceballos hace lo que le da la gana, es una mala bestia. Lo que le pidas te lo da. Si no lo es ya... va camino de ser una bestia parda de la escena y un actor que se lo van a rifar en tos laos. David Aramburu no se acogota y va de la mano de Mon. Con algo de miedo en lo pequeño, se suelta el melenón en cuanto le pides energía, porque tiene paburrir. Montse Gabriel y Laura Maure sin embargo están más envaradas. Supongo que por el estreno, por estar en un espacio tan cercano, con las miradas del público encima... aunque también te digo que Montse también fue yendo de menos a más. Creo que ambas dos deberían jugar más, divertirse más. Que para duro el recado que te tira Iñigo. El que no lo tenga ya apuntado, que se ponga con letras doradas el nombre de Iñigo Guardamino y que le de a todas las alertas de Google para que le avise de cualquier movimiento de este creador al que hay que seguir de cerca porque en cuanto nos descuidemos... le empiezan a llover premios, encargos, le nombran académico o yo qué sé y entonces podremos fardar de haberle declarado devoción eterna desde hoy mismo. Venga, os quiero a todos corriendo a "Sala tú" pero ya.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada